Beachcomber Hotels logo

Cookies

The Beachcomber Resorts & Hotels website employs cookies to improve your user experience. We have updated our cookie policy to reflect changes in the law on cookies and tracking technologies used on websites. By clicking “I accept”, you agree to the storing of cookies on your device to enhance site navigation and analyse site usage.

Cookies List

Cookies Settings

Privacy Preference Center

Whenever you use our online services, including our applications, cookies and other tracking technologies can be used in various ways, like making the beachcomber-hotels.com website work, to analyze traffic, or for advertisement purposes. These technologies are either used by us directly, or by our business partners, including third-party service providers and advertisers we work with.

Because we respect your right to privacy, you can choose not to allow some types of cookies. Click on the different category headings to find out more and change our default settings. However, blocking some types of cookies may impact your experience of the site and the services we are able to offer.

Strictly Necessary Cookies:

We try to give our visitors an advanced, user-friendly website that adapt automatically to their needs and wishes. 

View Details
Functional Cookies:

We use functional cookies to remember your preferences and help you use our website efficiently and effectively. 

View Details
Analytics Cookies:

We use these cookies to gain insight into how our visitors use beachcomber-hotels.com.

View Details
Commercial Cookies:

We use third-party cookies to display personalized advertisements on our websites and on other websites. 

View Details
Places of interest

ENCUENTRE SU HOTEL BEACHCOMBER PARA SUS PRÓXIMAS VACACIONES

Llegada
-
Salida
-
noche(s) : -

Explore

El valle de Ferney

Situado en la parte montañosa del sudeste de la isla, la cadena de Bambú, y encajado en la cadena de Grand Port, una de las tres cadenas montañosa que bordean la meseta central, el valle de Ferney es un santuario de la biodiversidad de Mauricio. 

El Ferney Trail contribuyó ha la popularidad del lugar. Pero las caminatas y excursiones también conducen al visitante al descubrimiento de las riquezas del valle. Este es el hogar de un bosque nativo que forma parte de los últimos santuarios naturales de Mauricio. Allí convive el ébano, el café marrón, la takamaka, la enredadera cacapoule, labourdannaisias, Eugenia bojeri, araucarias y especies invasoras como la ravenalala, comúnmente llamado árbol del viajero, testigos silenciosos pero majestuosos de la herencia vegetal de la isla. 

La flora y la fauna han encontrado en Ferney el oasis de tranquilidad que necesitan para prosperar. El cernícalo, única rapaz superviviente en isla Mauricio, desapareció por completo de la costa este durante los años cincuenta a causa de la difusión del DDT para combatir el paludismo, siendo considerado el ave más rara del mundo en 1974. Su población estaba formada en aquel entonces por tan solo cuatro individuos, de los cuales tan solo uno era una hembra ponedera. La especie fue reintroducida en 1987 en el valle de Ferney y en otros puntos de la cadena de montañas Bambú. Su población actual se estima en 600 individuos en estado silvestre, de los cuales entre 200 y 250 individuos se concentran en la costa este. La paloma rosa, la gran cotorra de Mauricio, el oruguero de Mauricio, el gallo de los bosques y, pronto, el anteojitos, han encontrado aquí su refugio.

Existe un Conservation Trust -asociación público-privada entre el gobierno de Mauricio y el grupo CIEL- desde 2006. Vela por la restauración y la protección de los hábitats naturales presentes en la reserva.

Gracias al Programa de Microfinanciación del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (PMF/FEM) y a la aprobación en 2013 del primer proyecto estratégico para Mauricio por 4,5 millones de Rs, el valle de Ferney se convirtió en un inevitable centro para la conservación y toma de conciencia en relación con la biodiversidad de Mauricio. Gracias a este apoyo y a una actividad de difusión, debía albergar entre 5000 y 10 000 especies de plantas raras.

Top